¿Sabes lo qué son las Aguas Florales?

¿Sabes qué son las Aguas Florales?

Las Aguas Florales se obtienen a partir de diversas partes de las plantas por medio de destilación de vapor. Si las plantas que se utilizan son aromáticas, entonces contienen aromas ricos en aceites esenciales, y se podrá obtener tanto Aguas Florales como aceites esenciales. Con este tipo de destilación se obtienen todos los compuestos activos solubles en agua que la planta tenga, además de cierta cantidad de aceite esencial. Agua Floral es el término utilizado para indicar a el agua floral proveniente de destilar únicamente las flores de la planta. Para simplificarlo todavía más, podemos llamarlas hidrolatos que es también un agua floral, pero esta proviene de otras partes de una planta aromática. 


PASO A PASO: DE LA PLANTA A LAS AGUAS FLORALES: Durante la destilación de las plantas, no se obtiene un único producto sino dos: Aceites esenciales y Aguas Florales.

De una destilación en corriente de vapor de una planta aromática se obtienen dos fases:

• En la superficie se encuentra el aceite esencial (más liviano, hidrofóbico, es decir que no se mezcla con agua).

• La fase subyacente se puede definir como agua aromática, en la cual se han almacenado cantidades mínimas del aceite esencial (aproximadamente un 0,2%), pero sobre todo las moléculas de la planta solubles en agua (vitaminas, mucílagos, minerales y oligoelementos).


Propiedades: A veces se las considera como un subproducto de los aceites esenciales, pero las aguas florales son 20-30 veces más concentradas y fuertes que una taza de infusión. Tienen una acción psico-emotiva y energética: el agua floral puede llegar a contener toda la información de la planta, y su vitalidad se expresa a través de su olor. Se ha demostrado científicamente que los estímulos que obtenemos a través del olfato activan ciertas glándulas del sistema endocrino y las estimulan a producir los neuroquímicos (adrenalina, endorfina, etc...) que regulan en gran medida nuestro equilibrio psicofísico. Las aguas florales que tienen un pH inferior a 5,5 actúan como antisépticos suaves pero efectivos.


Aguas florales y sus usos: Lo que hace de los hidrolatos algo tan especial, es que, al estar compuestos principalmente de agua, pueden ser utilizados por todo el mundo, incluso por mujeres embarazadas y niños. En definitiva, representan una versión dulce de la aromaterapia. Desde el botiquín hasta el estuche de belleza, desde el dormitorio hasta la cocina, las aguas florales serán bienvenidas en nuestra vida diaria.

Cómo usarlas:

  • Vaporizándola directamente sobre la tez, el cuerpo o el cabello para obtener un baño de rocío aromático.
  • Aplicar con una compresa o vaporizado sobre la piel quemada por el sol.
  • También como compresas refrescantes o antifatiga en los ojos.
  • Junto con el agua para limpiar la cara de maquillaje, también se puede añadir a los desmaquilladores, peelings, (mitigando el efecto negativo del cloro y los desinfectantes).
  • En lugar de un tónico facial o para eliminar los residuos de las aguas micelares o de las cremas desmaquillantes o de aceites.
  • También es ideal simplemente para limpiar la cara si no hay maquillaje o por la mañana si hemos limpiado bien la cara de maquillaje la noche anterior.
  • Se puede añadir en el agua con la que nos enjuagamos el champú (es ideal la de romero).
  • Como loción específica en el tratamiento de problemas cutáneos.
  • Son perfectas para las pieles más delicadas (las de los niños, por ejemplo) cuando el uso de aceites esenciales está contraindicado.
  • Mezclando el agua floral con la mascarilla facial (arcilla, lodo/barro, limo/cieno).
  • Se pueden mezclar entre sí para obtener otras aguas florales
  • Mezclar con aceites esenciales para un tratamiento de hidro-aromaterapia.

¿Y tú, has utilizado aguas florales alguna vez? DESCUBRELAS AQUÍ!!

Natural