Aromaterapia: Aceites esenciales

Origen de la aromaterapia

El origen de la palabra "aromaterapia" es bastante nuevo, surgió a comienzos del siglo XX y literalmente significa "tratamiento curativo o medicinal (therapeía) con productos aromáticos (aroma). Pero los principios en los que se basa la aromaterapia se remontan a la antigua civilización egipcia, que contaba con un extenso conocimiento acerca de las propiedades curativas de las plantas. Entre el siglo XIX y los primeros años del siglo XX, en las farmacias y herboristerías se utilizaban plantas para elaborar infusiones y pomadas. A pesar de tener estos conocimientos a mano, los secretos y los poderes escondidos en las plantas se perdieron a lo largo del tiempo y fueron substituidos por la industria farmacéutica. Es por esto que recomendamos encarecidamente, que cada uno investigue por su cuenta las propiedades y beneficios que las plantas nos pueden ofrecer, es importante recuperar a nivel individual el poder que nos da el conocimiento y perder el miedo a lo que siempre ha estado a nuestro alcance.

En 1920, René Maurice Gattefossé, químico francés procedente de una familia dueña de una empresa de perfumes, se lanzó a la investigación y al redescubrimiento de las magníficas propiedades de las plantas. Dicen que un día mientras trabajaba, Gattefossé se quemó gravemente la mano y la sumergió en aceite esencial de lavanda. La quemadura se curó rápidamente sin que quedasen ampollas. Se puede considerar que a partir de sus estudios nació la llamada Aromaterapia Moderna.

Marguerite Maury, bioquímica francesa también comprobó los efectos terapéuticos de los aceites esenciales en el cuerpo y en la mente y desarrolló el método de dilución y aplicación de los aceites esenciales en masajes.

La aromaterapia moderna se alcanzó su madurez en 1980, cuando la bioquímica se decidió por aislar en los aceites esenciales los componentes responsables de sus increíbles propiedades. A partir de entonces la ciencia volvió a centrar sus investigaciones en el estudio de las plantas (por lo menos en parte).


En este artículo trataremos de esclarecer un poco el uso y propiedades de nuestros aceites esenciales MaterNatura.

  • Aceite esencial de Naranja
  • Aceite esencial de Bergamota
  • Aceite esencial de Cedro del Himalaya
  • Aceite esencial de Eucalyptus
  • Aceite esencial de Lavanda
  • Aceite esencial de Lemongrass
  • Aceite esencial de Ábol de Té y
  • Aceite esencial de Menta.

Aceite esencial de Naranja

El aroma dulce, fresco, cítrico y frutal de este aceite nos ayuda a mantener a raya los enfados e irritaciones cuando en otras circunstancias nos costaría frenar estas emociones. Un par de gotas evitarán que nos invada la ansiedad y la tristeza al facilitarnos un estado de paz y tranquilidad. Como ambientador es ideal para crear un clima relajante para todos.

El aceite esencial de los cítricos (limón, lima, naranja...) se obtiene con el prensado en frío, esta técnica se reserva para las cáscaras, el aceite esencial está en pequeñas bolsas situadas bajo la piel de la fruta.

Principales usos del aceite esencial de naranja:

Cabello, deja un pelo sedoso, suave y brillante.

Uñas: Es un tratamiento ideal para las manos y los pies secos con durezas.

Piel: Ideal en el tratamiento para el acné y pieles grasas. Es de gran ayuda para pieles congestionadas. En pieles maduras, incremente la tonicidad y las suaviza.

El aceite esencial de naranja crea ambientes tranquilizantes, al relajarnos nos permite observar que las preocupaciones del trabajo u otras no son en realidad tan importantes como en un principio nos podían parecer.

Externamente es un gran aliado contra la celulitis.

El aceite esencial de Naranja se puede combinar con otros aceites esenciales, como el de cedro, lavanda, limón, jengibre, geranio y aceites de especias, entre otros.


Aceite esencial de Bergamota

La aromaterapia ideal contra estados de depresión y desidia.

Es uno de los aceites más valiosos para ayudar en los estados mentales y fisiológicos contra la depresión. Tiene un efecto refrescante y elevador del ánimo antidepresivo.

El árbol de la Bergamota pertenece a la familia de las Rutáceas. El aceite se exprime de la piel de la fruta cuando ya ha madurado y caído del árbol. La fruta madura nueva se recoge en invierno para hacer el mejor aceite. Se cultiva especialmente en Italia, pero también crece en Marruecos y en Guinea.

Precauciones especiales con el aceite esencial de Bergamota: Hay que tener un cuidado especial, ya que este aceite hace que la piel se vuelva fotosensible. La bergamota no se debe usar nunca directamente sobre la piel.

El aceite esencial de Bergamota se puede combinar bien con casi todos los aceites florales como lavanda, geranio, jazmín y otras esencias cítricas, albahaca, amaro, cilantro, ciprés, incienso, geranio, jengibre, lavanda, neroli.

Se usa principalmente para la piel y el cabello graso, y para la seborrea del cuero cabelludo. Las particularidades del acné y de la piel rosácea también responden bien con el uso de este aceite. Es un buen antidepresivo y tiene propiedades antisépticas.

En preparaciones de crema se puede aplicar sobre la piel para el tratamiento de eczemas, soriasis y acné. Es muy efectivo en baños de inmersión y rociado en la habitación o en el ámbito de trabajo crea un muy buen ambiente. Como ya hemos comentado tiene valores antisépticos, antiacné y cicatrizantes es bueno para combatir el herpes eczemas y la soriasis.

Todas estas propiedades junto a su agradable olor lo hacen muy apropiado para añadir en todo tipo de preparados cosméticos, baños, perfumes, etc. También resulta un buen repelente de insectos combinado con aceites esenciales de lavanda.



Aceite esencial de Cedro del Himalaya

El árbol pertenece a la familia de las Pináceas en la antigüedad se utilizaba para la conservación del cuerpo en la momificación. Los pioneros en usarla fueron los egipcios y los nativos americanos. El aceite esencial de cedro se extrae mediante una destilación al vapor. Combina bien con estos otros aceites esenciales: Bergamota, ciprés, jazmín, enebro, neroli, romero, clavel, amaro, incienso, rosa, vetiver, ylang-ylang.

Se suele utilizar como complemento para el tratamiento de caída del cabello y anticaspa. Es beneficioso para el cuidado de pieles grasas y manchadas. En cosmética es un excelente astringente y antiséptico que se añade en mascarillas de limpieza para pieles grasas o con acné y en champús anticaspa.

Tiene un olor muy masculino por lo que se suele añadir en artículos de cosmética para hombre, especialmente en lociones after-shave.

Las aplicaciones principales del aceite de cedro son para el cuidado del cabello. Es de gran ayuda en el tratamiento contra la alopecia, la caspa y la seborrea. En la piel se aplica para tratar las pieles grasas e irritadas.


Aceite esencial de Eucalyptus


Las principales aplicaciones del eucalipto son conocidas ya por todos: Afecciones de las vías respiratorias, gripe, sinusitis, catarro, fiebre, cistitis, llagas, quemaduras y reumatismo.

Precauciones con el aceite esencial de Eucaliyptus:

No utilizar este aceite cerca de la cara o boca en niños menores de 2 años. En el caso de padecer de asma es conveniente tener la aprobación del médico antes de utilizar el aceite esencial de eucalipto.

El aceite esencial de eucalipto nos devuelve el placer de respirar libremente. Tiene un aroma inconfundible, alcanforado, fresco y vivaz. El Aceite Esencial de Eucalipto, nos ayuda ante los cambios bruscos de estación, los inviernos fríos y en los estados gripales que los cambios de temperatura traen consigo.

El uso del aceite esencial de eucalipto nos ayuda a respirar libremente, despeja la mente y es estimulante. En la piel tiene un efecto refrescante. Purifica el ambiente y es un buen repelente de insectos.

Los principales usos que se le dan al Aceite esencial de Eucalipto son:

  • Realizar inhalaciones para despejar.
  • Aumentar el efecto de las compresas frías en axilas e ingles para bajar la fiebre en niños y adultos.
  • Vaporizar para purificar el ambiente
  • Efectivo colutorio para el cuidado de los dientes y encías.

Otros aceites con los que combinar el aceite esencial de eucalipto son, aceites esenciales de menta, de limón y romero.


Aceite esencial de Lavanda

La lavanda pertenece a la familia Labiate. Su aceite esencial se extrae de la copa de planta. La Provenza es conocida por sus plantaciones de lavanda. Las plantas se cultivan también en otras áreas montañosas del Reino Unido y en Tasmania.

Combina bien con la mayoría de los aceites esenciales, sobre todo con las esencias florales y cítricos, aceites esenciales de naranja, zanahoria, camomila alemana, salvia clara, pachulí, pino, rosa y romero. Se utiliza como calmante de las partes internas y externas del cuerpo.

Este aceite esencial se puede usar sobre todas las partes del cuerpo, incluso sobre ojos y labios.

Cabello: Para tratar la alopecia y el cabello seco y quebradizo.

Piel: Acné, rosácea y las pieles grasas responden bien a la lavanda. Tiene un efecto antiinflamatorio sobre la piel, y para la psoriasis. En las pieles maduras, resulta de gran ayuda en su hidratación.

Para las manos y pies: Trabaja sorprendentemente como suavizante y alivia los pies y manos cortados y agrietados.

En casos de picaduras de insectos o quemaduras se puede aplicar delicadamente sobre la piel una o dos gotas de aceite esencial.

Otras aplicaciones del aceite esencial de Lavanda:

Enfermedades de la piel, reumatismos, afecciones de las vías respiratorias, problemas

digestivos, infecciones genitourinarias y problemas del sistema nervioso. Congestión

linfática (drenaje), elimina toxinas, dermatitis, erupciones cutáneas, efecto

equilibrante sobre las pieles grasas. Anti-acné, alergias de la piel, rejuvenecedor de las

células cutáneas, ideal para masaje facial y corporal. Relajante de las fibras musculares,

relajante del sistema nervioso, calambres musculares, afecciones del cuero cabelludo,

alopecia, pediculosis, caspa.


Aceite esencial de Lemongrass

El aceite esencial de lemongrass proviene de la hierba limonera, planta perenne que se utiliza en la cocina asiática en sopas, tés, pescado, pollo entre otros por su sutil sabor cítrico. Además, el aceite esencial de lemongrass, promueve la digestión saludable. Es purificante y tonificador aplicado en la piel. El aceite de hierba limonera es ideal para masajes, tiene un aroma penetrante que refuerza la atención y promueve una actitud positiva.

Estos son algunos de los usos que se le pueden dar a este aceite esencial:

  • Tomado en cápsulas, ayuda a una digestión saludable.
  • Combinar con otros aceites para realizar un masaje relajante.
  • Se puede aplicar diluido después de hacer deporte para que aporte una sensación refrescante.

Aplicaciones:

Difusor: poner de tres a cuatro gotas en el difusor de tu elección.

Uso Interno: Diluir una gota en 4 oz. fl. de líquido.

Uso tópico: Aplicar una o dos gotas en la zona deseada. Diluir con aceite fraccionado de coco para minimizar cualquier sensibilidad en la piel.


Aceite esencial de Ábol de Té

El aceite esencial de Árbol de Té proviene de una especie de origen australiano, Melaleuca alternifolia Cheel, perteneciente a la familia Myrtaceae, conocido en español como árbol del té. La especie M. alternifolia es un arbusto de porte pequeño, aunque puede llegar a medir los 5 metros de altura. El aceite esencial se obtiene de sus hojas por destilación.

Tanto el aceite esencial como las hojas del árbol eran utilizados desde la antigüedad por los aborígenes australianos, principalmente por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Los nativos inhalaban las hojas frescas para tratar resfriados o las aplicaban en forma de cataplasmas en la piel para curar sus heridas.

El aceite esencial de árbol de té posee un efecto antiséptico triple: actúa contra las bacterias, hongos y virus, además de bactericida, fungicida y antiviral, es cicatrizante, balsámico, antiinflamatorio, desodorante y expectorante. Las propiedades antisépticas, fungicidas y anti-acnéicas están aceptadas y reconocidas por el departamento de salud de Australia.

No se le conoce ningún tipo de toxicidad ni efectos secundarios, no irrita la piel, por lo que no conlleva ningún riesgo para la salud. Como cualquier otro aceite esencial se debe evitar el contacto con los ojos, pero si esto sucediera, deberá enjuagarlos con abundante agua. ¡Y además es un tratamiento anti-piojos por excelencia!


Aceite esencial de Menta.

El aceite esencial de menta se obtiene por destilación al vapor de la hierba en floración. Este aceite esencial es de un color amarillo pálido, a veces verdoso, tiene un olor fuerte y penetrante a mentol, herbáceo y alcanforado. Este aceite se puede combinar con benzoína, romero, lavanda, mejorana, eucalipto y otras mentas.

Aquí os dejamos algunas de las propiedades de este aceite esencial:

Analgésico (neuralgia, ciática, migraña), antiinflamatorio, antiinflamatorio para los

tractos digestivo y urinario, anti-lactogénica (previene que se forme leche materna), anti-microbial, antiprurítico, antiséptico, antiespasmódico (relaja músculo liso y reduce motilidad de intestino), antiviral (zoster, hepatitis viral, neuritis viral), anti-fungal (tiña, infecciones de la piel), astringente, calma irritaciones en la piel, carminativo, cefálico, colagogo, descongestivo, (cirrosis) estimulante hepático, cuasi-hormonal (estimulante ovárico, para períodos irregulares, bochornos), emenagogo, estimulante reproductivo (impotencia), expectorante, febrífugo, hepático, hipertensor y vasoconstrictor (para combatir hipotensión), ahuyenta insectos (mosquitos), mucolítico, nervino (apatía, vómito nervioso), neurotónico (para vértigo pues excita los nervios motores y atenúa la excitación de los nervios sensores), estomacal (indigestión, indigestión dolorosa, síndrome de irritación del colon), sudorífico, uterotónico (facilita el parto), vermífugo.

Usos

Piel: Acné, dermatitis, eczema, tiña, sarna, psoriasis, dolor de dientes o muelas, urticaria, calmante de irritaciones y enrojecimiento de la piel. Sistema Circulatorio, Músculos y Articulaciones: Artritis, neuralgia, dolor muscular, palpitaciones.

Hemorroides. Sistema Respiratorio: Asma, bronquitis, halitosis, sinusitis, tos espasmódica (cuando se inhala con vapor detiene el catarro) resulta un buen remedio temporal a los síntomas de bronquitis y resfriados, por eso y su acción antiespasmódica, es muy útil en asma, como inhalación.

Sistema Digestivo: Cólicos, contracciones, diarrea, dispepsia, flatulencia, náusea. Intoxicación.

Sistema Inmunológico: Influenza, resfriados, fiebre. Cándida

Sistema Nervioso: Desmayos, fatiga mental, migraña, estrés nervioso, vértigo. Aumenta la

concentración mental. Da una sensación de saciedad después de la comida. Aumenta o restaura el sentido del gusto por su acción en el nervio trigémino. Shock nervioso. Regeneración de nervios. Depresión.

Como aplicar el aceite esencial de menta

  • Difusor: meter de 3 a 4 gotas en el difusor que se desee. Purifica el aire y estimula la conciencia de quienes lo respiran.
  • Masajes: diluir el aceite y aplicar sobre el estómago, entre el esternón y el ombligo, con presión quita el hipo. Aplicado en la planta de los pies y en las sienes quita el dolor de cabeza.
  • Para mejorar la concentración, la memoria y permanecer alerta huélalo y, preferentemente, ponga una gota o dos en la lengua. Para la digestión puede diluir

dos gotas en un vaso de agua e ingerir. Agregado a la comida le da sabor y la conserva por más tiempo.

  • Para aplicar en la piel se recomienda diluirlo del 1 al 5%.

Precauciones al usar el aceite esencial de menta:

El aceite esencial de menta hay que diluirlo ya que es irritante y sensibiliza la piel, especialmente en piel de niños o pieles delicadas. No se debe utilizar sin diluir sobre heridas o quemaduras. Consulte a su médico si está embarazada, es uterotónico.


Recomendaciones antes del uso de aceites esenciales

Antes de utilizar aceites esenciales sobre la piel es recomendable realizar una prueba aplicando una pequeña cantidad del aceite diluido detrás de la muñeca y cubrirlo con una venda o tela durante 12 horas cómo máximo. Si se produce irritación o enrojecimiento, entonces habrá que diluir más el aceite y si en una segunda prueba continua la irritación, deberá evitarse por completo.

  • En el caso de los niños, las mujeres embarazadas o lactantes, resulta necesario antes de usar aceites esenciales tanto interna como externamente, consultar con un especialista en el área de la aromaterapia.
  • Para los que sufren de alguna enfermedad crónica deben informar al médico antes de comenzar el tratamiento con cualquier aceite esencial.
  • Las personas asmáticas no deben usar la inhalación de vapor de aromaterapia, ya que puede agravar su condición.

A evitar:

- Ingerir los aceites utilizados.

- Ingerir o utilizar los aceites de alcanfor, clavo de olor, hisopo, mirra, mejorana, albahaca, cedro, romero, enebro y salvia.

- Dejar los aceites esenciales al alcance de los niños.

- Tomar sol después de haberte aplicado esencias de naranja, cedrón, pomelo y angélica.

- Exceder la cantidad de esencias ni exceder el tiempo en la bañera.

Dosis y modo de empleo:

- Un máximo de 10 gotas en total de las combinaciones que más te agraden.

- Si te excedes en la cantidad de las gotas puedes irritar tu piel, por lo cual te recomendamos que prestes mucha atención en la cantidad de gotas.

- Para suavizar el agua, puedes añadir un poco de aceite sin aroma (conocido como aceite básico).

Los aceites esenciales son inflamables, y debe mantenerse lejos de fuentes de calor.