Manzanilla (Matricaria chamomilla)

Referencias: Salud de la botica del señor - María Treben

Se puede encontrar la planta en cualquier herbolario, lo mejor es preguntar y asegurarse de que son de cultivo ecológico, no todas lo son. 

Se conoce también bajo los nombres: Manzanilla común, Manzanilla de Aragón y Camomilla. La Manzanilla se cría en los campos, entre las mieses, en los entrepanes y lugares incultos y arcillosos. El exagerado uso de abonos y herbicidas químicos, contribuyen a destruir cada día más nuestra famosa Manzanilla. 

Normalmente se encuentra en abundancia después de los inviernos con nieve y las primaveras húmedas. La Manzanilla tiene, al contrario de su variedad borde, la Manzanilla bastarda, el receptáculo hueco y despide un olor aromático y agradable. No creo que sea necesario dar una descripción detallada de esa planta tan conocida. 

Florece a partir del mes de abril y en las tierras altas prosigue floreciendo en verano. Las cabezuelas se recogen bajo el sol de mediodía. No es una exageración si se dice que la Manzanilla es una »panacea«, sobre todo en el tratamiento de los niños pequeños. En todos los casos se le debe administrar al niño infusiones de Manzanilla, sobre todo contra los retortijones y los dolores de vientre. La Manzanilla ayuda a combatir los gases, la diarrea, las erupciones de la piel, los catarros y otras enfermedades del estómago, los trastornos de la menstruación, la amenorrea y otras afecciones del bajo vientre, el insomnio, la epididimitis, la fiebre, los dolores debidos a heridas y los dolores de muelas. 

No olvide la Manzanilla en su cosmética. Haga cada semana un baño facial con infusión de Manzanilla y tendrá un cutis fresco de rosa. Asimismo debería cuidar los cabellos enjuagándolos con una infusión de Manzanilla, sobre todo si tiene el pelo rubio. Con estos baños sus cabellos se volverán suaves y brillantes. 

La infusión de Manzanilla facilita la evacuación del vientre sin ser purgante, por lo que es muy indicada para curar indirectamente, en uso interno, las almorranas; en uso externo se tratan con pomada de Manzanilla. Esta también sirve para curar las heridas. Los catarros y la sinusitis se mejoran pronto con baños de vapor de Manzanilla. Se sobrentiende que después de estos baños no hay que exponerse al frío. 

El aceite de Manzanilla ya se conocía en la Antigüedad. Se usaba en forma de fricciones contra las neuralgias y los dolores reumáticos en los miembros. Para los antiguos egipcios la Manzanilla era la »flor del Dios del Sol« por su poder atemperante. - El nombre Matricaria deriva del latino »mater« (madre), y alude a su uso contra las enfermedades de las mujeres y de las madres.